lunes, 24 de marzo de 2008

Sindrome de Down



Este es sólo un mensaje, circulando en la web, que pretende el bien de los niños, jóvenes y adultos con síndrome de Down. Es un mensaje de armonía, de amor y comprensión, de complicidad, ternura y alegría. Es un mensaje a tu corazón para normalizar la vida de muchos niños y jóvenes discapacitados e integrarlos en la sociedad.

El sídrome de Down es una anomalía ocasionada por la presencia de un cromosoma extra del par 21 en las células del organismo. La anomalía cromosomática origina alteraciones del desarrollo y funcionamiento de diversos órganos. La afectación del cerebro es la causa de la discapacidad intelectual. Pero la intensidad con que se manifiesta estas alteraciones es altamente variable de una persona a otra. La frecuencia de aparición del síndrome de Down oscila alrededor de 1 por cada 1000 nacimientos. La aplicación de programas de salud ha conseguido aumentar la esperanza de vida hasta casi 60 años promedio. Al mismo tiempo la atención psicoeducativa, que se inicia a partir del nacimiento, permite descubrir y desarrollar las múltiples capacidades que las personas con SD poséen en las distintas áreas de la actividad humana. De este modo, en la actualidad son capaces de alcanzar la plena integración en la familia, la escuela ordinaria, el mundo del trabajo, el deporte, las artes y la vida social.

El 40-50% de niños con SD, sufre cardiopatías congénitas. Otro grupo de afecciones más comunes entre personas con SD con respecto a la población general lo constituyen ciertos desequilibrios hormonales e inmunológicos. También se consideran como relativamente frecuentes problemas de naturaleza gastroinstestinal y los riesgos para la leucémia y la enfermedad de Alzheimer están aumentados.

Los niños con SD tienen una gama completa de emociones y actitudes; en sus juegos y travesuras son creativos e imaginativos, y cuando alcanzan el estado adulto pueden llegar a tener, con un grado de apoyo variable, una vida independiente. Tomando como base los test de Coeficiente Intelectual Estandáres los niños con SD frecuentemente son clasificados con niveles de retardo mental débil, incluso cierto porcentaje se encuentra en el grupo de coeficiente normal-bajo. Pero tales test no constituyen una referencia única, muchos sorprenden con su memoria, su intuición y su creatividad. El 75% de los niños con SD, van a colegios ordinarios.

Lo que si está claro, es que una adecuada atención afectiva, educativa y social, aplicada desde los primeros momentos sobre estos niños, van a influir decisivamente en el desarrollo de sus potencialidades, generalmente subestimadas por nuestro entorno social. Se notan cambios de mejoras en lo que respecta a la sensibilización ante el SD desde muchas perspectivas, entre ellas la médico-científica, lo cual se está traduciendo en que estas personas disfruten, cada vez más, de una buena salud y una vida más larga y feliz.
Podríamos definir el síndrome de Down como una forma singular y determinada genéticamente, de ser y estar en el mundo, de la que, los que nos llamamos "normales", tenemos mucho que aprender. La persona con síndrome de Down aporta y promueve valores que hacen a la sociedad más digna de llamarse humana.
¡ SU EXCLUSIÓN ES NUESTRO FRACASO COMO SOCIEDAD !

1 comentario:

Equipo Dash & Cash dijo...

Hola Renata:

Me parece muy interesante esta entrada de tu blog. Muchas gracias por aportar un "refreshmente" a nuestra memoria colectiva ya que en nuestras sociedades tendemos más a esconder la discapacidad (cualquiera que esta sea) que a apoyar las personas que la padecen y sería importante dejar esa doble moral y actuar con respeto.

Muchos saludos y gracias por pasar por nuestro blog. Espero tus comentarios siempre que te des una vuelta por ahí.

Saludos

Simone