martes, 11 de diciembre de 2007

creamos en las leyes de la materia: irse, volver...
ceder a la presión de esos labios, al sueño,
sin que esto signifique debilidad,
perdida de fe o destrucción.

No hay comentarios: